Historia de la clínica

Inicio > La clínica > Historia de la clínica

En el año 1925, el doctor Josep Dencás Puigdollers, siguiendo la tradición que tienen en Cataluña las agrupaciones de mutualistas, llamadas «germandats», se asocia con un compañero de profesión, el doctor Agustí Marí Guinart y, con el soporte moral y económico del doctor Josep Cararach Mauri, fundan Clínica Sant Jordi, situada en la plaza de l'Estació de Sant Andreu, donde ya ejercían su profesión de médicos.

Alquilan una antigua torre de estilo neoclásico, que hasta entonces ocupaba la firma Cafés Debray, y empieza la andadura profesional de Clínica Sant Jordi.

En 1929, entran a formar parte del equipo el doctor Pere Mártir Cararach Rivera, que acaba de finalizar su doctorado en Madrid, y Francisco Prats Jovés, experto en temas mutuales, quien se encarga de la gerencia y gestión comercial.

Tras esta ampliación del equipo, Clínica Sant Jordi toma consistencia y se convierte en una compañía de seguros de asistencia sanitaria con clínica propia para sus asegurados. En esa época la estructura asistencial ofrece las especialidades de Cirugía General, Medicina General, Oftalmología, Digestología, Dermatología y Otorrinolaringología, y cuenta con servicios de laboratorio y radiología.

Desde su inicio histórico hasta la actualidad, es decir, desde hace más de ochenta años, Clínica Sant Jordi ha crecido en todos los aspectos. Estructuralmente, con la creación de nuevos servicios, y a nivel de servicios asistenciales, basados siempre en la prevención, curación y rehabilitación de los tratamientos asistenciales. Y el crecimiento de la misma sigue estando garantizado con el futuro proyecto de ampliación del centro.